Presupuestos participativos - Madrid: gran proceso, pocos participantes ¿Qué más se puede hacer? (1 de 3)

Mini serie sobre presupuestos participativos, retos y posibilidades para articular la participación

Contexto

La llegada de nuevas opciones políticas a los municipios españoles ha traído consigo una serie de iniciativas encaminadas a que los ciudadanos dispongan de más información sobre la actividad de gobierno, y a que puedan influir en sus decisiones más que solo una vez cada cuatro años. Si la ola de la transparencia y la participación empezaba a moverse, este ha sido el aliciente definitivo para que coja volumen.

Foros de participación, consultas sobre distintos temas, y presupuestos participativos son los principales ejemplos. Si nos fijamos en los municipios de mayor tamaño es inevitable fijarse en Madrid: el municipio más grande es uno de los más activos, y además está utilizando software libre (que cualquiera puede reutilizar para adaptarlo o mejorarlo) para dar soporte a estos procesos.

Precedentes de éxito

Los procesos de presupuestos participativos han tenido su principal desarrollo en Brasil y otros lugares de latinoamérica en las últimas décadas. En España también se han desarrollado distintos procesos en municipios medianos o pequeños, sin que hayan tenido demasiada repercusión mediática más allá del nivel local.

Qué son los presupuestos participativos

En su esencia el objetivo es que los vecinos puedan tomar parte en las decisiones. En la práctica significa un proceso complejo de participación: supone la definición de unas reglas, el garantizar el acceso a la información, el acceso universal al proceso, la formación y comunicación, la creación de espacios para discutir las propuestas, la recopilación de las opiniones… Hacer un proceso inclusivo exige que la gente esté preparada a distintos niveles, algo más complejo de lo que parece.

Recomendamos la lectura de la completísima Guía metodológica de presupuestos participativos para zambullirse en este mundo y tener una perspectiva completa.

En muchos casos se trata de opinar sobre las inversiones, un tipo de gasto con determinadas características. El Ayuntamiento de Madrid ha hecho un buen trabajo de explicación sobre qué tipo de cosas se pueden proponer (aunque podrá variar en cada caso, ya que cada municipio deberá crear su propio reglamento).

Los procesos de presupuestos participativos se suelen estructurar en las siguientes fases: Presentación de propuestas: la gente puede proponer proyectos a realizar; Votación de propuestas: los vecinos pueden votar sobre lo que se ha presentado; Incorporación al presupuesto: las propuestas ganadoras se incorporan al presupuesto para su ejecución.

Madrid, gran proceso, pocos participantes

v1/posts/160530-presupuestos-participativos.png

Justo en estos días los vecinos de Madrid pueden votar sobre las propuestas enviadas por otros vecinos. Hay para repartir 60 millones de € (para poner en perspectiva la cantidad, recordad que el presupuesto de Madrid es de más de 4.000 millones). A este proceso de presupuestos le han precedido distintas iniciativas de participación: un foro de debates, un área de propuestas, entrevistas ciudadanas con concejales, un par de consultas sobre temas específicos, y ahora los presupuestos participativos.

En el caso de debates y propuestas la participación no ha sido pequeña: hay debates con miles de votos y cientos de comentarios; hay propuestas con más de 20.000 apoyos. Pero si tenemos en cuenta los 3,1M de habitantes de la ciudad la participación parece todavía pequeña y poco representativa.

En el caso de los presupuestos participativos a pesar de la comunicación offline realizada, los eventos físicos, y todos los esfuerzos online, la realidad es que las propuestas que se han realizado son variaciones de unos pocos temas dando la sensación de que se puede y se debe llegar mucho más allá para canalizar la opinión de la gente de una forma representativa.

El reto no es pequeño: ¿cómo conseguir que una ciudad de millones de personas se ponga a participar? No podemos pretender que se pase de 0 a 100 de forma inmediata. El esfuerzo es encomiable y nada mejor que poner en marcha iniciativas de este tipo para animar a la gente, pero parece que queda un largo camino por delante para conseguir que la gente participe y habrá que cuestionarse cuáles son las formas más eficientes para conseguirlo.

¿Qué se puede hacer?

En un contexto en el que nuestra comunidad de vecinos es más proactiva comunicando información económica que nuestro municipio, donde no hay cultura de participación, y donde sentimos a las administraciones lejanas y ajenas, pensamos que se puede aplicar tecnología y diseño centrado en el usuario (en este caso, ciudadano) para investigar y descubrir cómo articular la participación, cómo conseguir incorporar la opinión de las personas en las decisiones que nos afectan a todos.

En Gobierto estamos explorando y experimentando con ideas para generar participación. Mañana, siguiente post. Suscríbete para recibirlo en tu buzón.

¿Trabajas en una administración pública y estás pensando en poner en marcha iniciativas de participación? En Gobierto construimos herramientas diseñadas para el ciudadano para ayudarte a comunicar tus presupuestos. Nos gustaría hablar contigo para compartir nuestras ideas y recabar feedback sobre tus necesidades. Escríbenos.

Recursos

Algunos enlaces de interés sobre presupuestos participativos que iremos actualizando:

Continúa leyendo:

Más sobre: participacion · experiencia_de_usuario · diseno_de_servicios · investigacion ·
Gobierto en tu buzón
Recursos sobre gobierno abierto y noticias sobre Gobierto y nuestros proyectos.