Conversaciones CNIS: Borja Colón (Diputación de Castellón)

Mejorar en la toma de decisiones sobre la base de datos públicos reutilizables

El pasado 3 y 4 de marzo tuvo lugar en La Nave de Madrid el décimo Congreso CNIS, el principal congreso sobre innovación y transformación digital en administraciones públicas. Desde Gobierto aprovechamos para realizar una serie de entrevistas con personas clave en torno al gobierno abierto, planificación, datos…

Borja Colón, Jefe del Servicio de Administración e Innovación Pública · Diputación de Castellón

La conciencia de la ciudadanía sobre el gobierno abierto y el interés en participar de la toma de decisiones “se está incrementando, lo vemos en los procesos de participación ciudadana o en las solicitudes de acceso a la información”. “Y lo vemos en elementos más transversales y no tanto en la métrica de consumo de plataforma”.

El proyecto de gobierno abierto de la Diputación de Castellón es maduro y avanzado ¿Cuál es la clave del éxito? “Hemos tenido la suerte de conjugar el liderazgo político, indistintamente de su color político, favorable a políticas de gobierno abierto. A nivel interno hay un departamento que se ha encargado de liderar este tipo de proyectos que normalmente están encargados a departamentos más transversales como informática o procesos jurídicos”. “Se ha creado un departamento ex profeso para liderar proyectos de transformación digital, y por último y yo creo que lo más importante es alinear la estrategia política del equipo de gobierno con una estrategia de gestión”.

Otra de las claves para hacer entender a la gente de “la propia casa” el valor de la apertura de los datos consiste en la labor de predicamento y concienciación dentro de la organización. La comunicación interna ha sido el pilar sobre el que han trabajado su potenciación de la cultura pro transparencia junto con una “labor más de campo” con visitas personales a departamentos para trabajar la comunicación más informal.

Empezar “bastante tarde” con un proyecto de datos abiertos ha permitido “tener la oportunidad de aprender de la gente que ya ha ido y vuelto varias veces” y gracias a ese bagaje “hemos llegado a diferentes conclusiones que hemos plasmado en la estratégia”:

  • Lo importante no es la cantidad de conjuntos de dato si no la calidad de los mismos
  • Centrarse más en el consumo interno
  • Poner en valor el trabajo que ya se estaba haciendo

El cambio en la cultura de datos dentro de la organización está permitiendo mejorar la toma de decisiones. “Los técnicos están sabiendo mejorar en sus decisiones sobre la base de datos públicos reutilizables y esto da un paso más de los famosos cuadros de mando integrales”.

En referencia a la ética de los datos “me escoraría más a la parte de marcos de integridad, es decir, que no entiendo que se pueda avanzar en tema de ética de datos y no se avance en ética de contratación pública, en ética de subvenciones”. “Nosotros trabajamos en marcos de integridad, que son instrumentos que la OCDE lanzó en la década de los noventa y que comprenden todos los aspectos clave más críticos de las organizaciones y que de alguna forma vienen a acreditar el buen hacer de los gestores públicos y de los políticos”.

En base a esto, pretenden dotarse de mecanismos de auditoría social que permita la trazabilidad y que permitan saber si las decisiones se han tomado de una manera correcta por lo que la ética de los datos debería venir como consecuencia de esta aplicación general.

La planificación es “la clave de bóveda de la buena gestión, es decir, todos los mecanismos de mejora continua se sustentan en la planificación y no podemos mejorar o mantener un estándar de calidad en nuestros servicios si no estamos planificados”. Aun así, las planificaciones han cambiado y ya no son a tan largo plazo si no que son lo que se llama “en beta permanente” es decir, planes como mucho a un año vista y que se están permanentemente actualizando.

Reformular los indicadores de transparencia, unos 120, para adaptarlos a “un lenguaje ciudadano”. “No es lo mismo un indicador que te diga ‘deuda viva per cápita provincial’ a ‘cantidad de dinero que se debe por municipio y habitante al año’” con el fin de ser más claros en la transparencia. Con eso se quiere alcanzar el objetivo de “llegar a la ciudadanía con la realidad de lo que estamos haciendo”.

Más sobre: transparencia ·
Newsletter
Análisis y enlaces interesantes sobre gobierno abierto, 2 veces al mes.