El reto de una buena gestión "en la contratación" de los fondos Next Generation

Resumen de la conversación con Pilar Batet

Los Fondos Next Generation son la respuesta de la UE a la crisis social y económica causada por el coronavirus con una dotación sin precedentes. Tienen el objetivo estratégico de, además de reparar los daños causados por la pandemia, promover una transformación socioeconómica para una “Europa post-CoVid19” más ecológica, digital y resiliente a los cambios y retos que nos plantea el futuro inmediato.

Como señala Pilar, la llegada de estos fondos (hasta 140K millones de €) representan para España una oportunidad y un reto, a la vez, que no podemos desaprovechar.

Una oportunidad clave para la transformación del modelo socioeconómico español que tenga resultados efectivos.

Y un importante reto, teniendo en cuenta que hasta la fecha España no ha aprovechado a menudo todos los recursos que la UE le ofrece. Y ello se explica entre otras razones por que:

  • Las administraciones no son especialmente ágiles contratando. Tampoco con la gestión de las subvenciones.
  • No siempre se da un control óptimo de la ejecución de los proyectos, lo que en ocasiones puede suponer “descertificaciones” y sanciones importantes.

¿De qué herramientas nos hemos dotado para corregir estos problemas?

El decreto-ley 36/2020, por el que se aprueban medidas urgentes para la modernización de la Administración Pública y para la ejecución del Plan de Recuperación, nos ofrece algunas mejoras y nuevos instrumentos como:

  • Mejoras que, sin ser sustanciales, si pueden tener su impacto como elevar los umbrales para utilizar procedimientos “simplificados”, reducir plazos en algunos trámites o el procedimiento de urgencia.
  • Medidas de mayor calado, como los Proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica, o PERTE. Se trata de proyectos con gran capacidad de arrastre para el crecimiento económico, el empleo y la competitividad, con un alto componente de colaboración público privada que exigen preservar más que nunca los principios de transparencia e integridad.

¿Serán suficientes estos instrumentos?

Según Pilar, por sí solos estos cambios no serán suficientes para mejorar la agilidad de los procesos de contratación y tampoco para un aprovechamiento óptimo de estos recursos extraordinarios. Además de estos, hace falta una acción coordinada de todas las partes implicadas que no se puede acometer solo desde la perspectiva de una de las partes.

Es necesario acertar en identificar dónde están los cuellos de botella y acompasar los necesarios ajustes en las rutinas y sistemas de trabajo que no funcionan adecuadamente.

Para Pilar es fundamental además de necesario:

  • Sacar provecho de los datos de la contratación electrónica para identificar dónde se para un expediente y por qué para implementar mejoras en procesos y organización.
  • Repartir mejor funciones entre las distintas áreas para evitar duplicidades que consumen tiempo y recursos.
  • Anticiparse a posibles colapsos y detectar dónde puede faltar personal para plantear refuerzos o reestructuraciones departamentales.
  • No descartar la posibilidad de externalizar algunas funciones como la redacción de pliegos o hasta el control de ejecución.
  • Tener claro cuáles son los errores más habituales como, por ejemplo, la falta de cumplimiento de condiciones y la manera de evitarlos. Por ejemplo, mediante el refuerzo de la formación en la gestión de fondos europeos, la creación de comités de coordinación o el uso de figuras poco explotadas como las consultas preliminares de mercado.
  • Trabajar con modelos validados siempre que los contratos se presten a ello, lo que permite acortar mucho el tiempo de preparación y el esfuerzo necesario.
  • Hay que atreverse a probar nuevas maneras buscando soluciones innovadoras como por ejemplo ponderar en mayor medida otros criterios más allá del precio.

Conclusiones

  • La llegada de los fondos va a suponer mayor presión de carga de trabajo y de expectativas de resultados en todas las AAPP.
  • Toca dotar de agilidad a los procesos, resolviendo los cuellos de botella, y a los equipos de contratación, reforzando personal.
  • Es necesario mejorar el control, jurídico y técnico, de todo el proceso de contratación desde la planificación hasta la ejecución poniendo el foco en la agilidad y eficacia.
  • La gestión de los fondos Next Generation debería ser también una oportunidad para poner a prueba y consolidar innovaciones en la gestión de la contratación y contribuir a completar el proceso de digitalización y modernización de las AAPP en su conjunto.

Aquí tienes el video con la conversación completa:

Y te puedes suscribir al podcast de Gobierto, Mesa de Contratación:

Más sobre: contratacion ·
Newsletter
Análisis y enlaces interesantes sobre gobierno abierto, 2 veces al mes.