v1/posts/161202-presupuestosparticipatexam_00.jpg

Panorama sobre los presupuestos participativos en España

Repasamos varias iniciativas de presupuestos participativos en municipios de distintos tamaños. ¿Qué podemos aprender de ellos?

Todos los años, cada uno de nosotros reservamos una parte de nuestro dinero y se la damos a alguien para que se lo gaste como quiera. Ese alguien lo gestiona como mejor le parece, sin consultarnos. ¿Y sabéis lo mejor? Ni siquiera le preguntamos. No tenemos ni la más remota idea de cómo se lo va a gastar.

Por simple que parezca, esto es lo que pasa con nuestros impuestos. Los presupuestos municipales, autonómicos y estatales se redactan sin consultar a los ciudadanos. Por eso en los últimos años están surgiendo procesos en los que los vecinos pueden decidir cómo se gasta una parte de su dinero. Queremos que nuestra opinión cuente; al fin y al cabo nuestro pueblo o ciudad son extensiones de nuestra casa.

Por eso en Gobierto estamos recopilando información de presupuestos participativos que se realizan actualmente en España. Si queremos mejorarlos y extender la cultura de la participación tenemos que analizar a fondo todas las experiencias (las buenas y las malas). ¿Qué podemos aprender de ellas?

Cada municipio pone sus propias reglas, y el tipo de proceso varía en función del tamaño de los municipios. Pero existen ciertas características comunes:

  • Casi todos mezclan la participación offline y online

  • Los vecinos pueden presentar y discutir sus propias propuestas antes de votarlas

  • El dinero normalmente sale de la partida del presupuesto destinada a Inversiones: El capítulo VI de la partida de gastos según su clasificación económica.

  • El proceso suele durar un año, para incorporar los resultados al presupuesto del año siguiente.

Vamos a hacer un repaso por algunos de los más significativos. Lo que sigue es un pequeño esbozo, a modo de introducción, de un informe que estamos preparando.

Grandes ciudades: Madrid y Barcelona

Madrid cerró recientemente su primer proceso, y está a punto de abrir el segundo. Algunas cifras: Se han destinado 60 millones de euros (de un total de 4.400M€, un 1,34% del presupuesto). Han participado 45.522 ciudadanos de un total de dos millones de habitantes. Las propuestas más votadas han sido una nueva red de puntos limpios, el aumento del número de casas de acogida para mujeres maltratadas y un plan de reforestación. Todos los resultados.

v1/posts/161202-presupuestosparticipatexam_01.jpg

El caso de Barcelona es ligeramente distinto. En la ciudad condal funciona desde hace años el Plan de Actuación Municipal (PAM), un sistema de decisión conjunta sobre todas las iniciativas del ayuntamiento durante la legislatura. En el más reciente, que corresponde a la legislatura actual, han participado 39.049 barceloneses de los 72 barrios de la ciudad. Además, el consistorio que dirige Ada Colau destina un 5% de las inversiones a presupuestos participativos. Ese 5% se reparte entre los siete distritos en función de sus necesidades. Actualmente se encuentran abiertos los procesos del Eixample (500.000 euros de gasto) y Gràcia (150.000 euros). Las propuestas son variopintas y van desde la habilitación de pisos vacíos con fines sociales a las políticas de atención a la gente mayor.

Núcleos medianos de población

Los municipios vascos son pioneros en procesos participativos y gobierno abierto en general. En los años 90 se produjeron los primeros experimentos en municipios como Idiazabal para debatir la construcción de instalaciones deportivas. No es de extrañar que ciudades como Bilbao tengan una estructura participativa muy consolidada.

En Bilbao existe desde hace tiempo el llamado Plan Auzokide, un plan de deliberación común entre ayuntamiento, consejos de distrito y vecinos sobre las obras y actuaciones de mejora de los distritos. El ayuntamiento destina 14 millones de euros en total a presupuestos participativos. De esa cantidad, 12 millones van a parar al Plan Auzokide y 2 millones se emplean en el resultado de un proceso anual abierto similar a los presupuestos participativos que nos ocupan. Esos 2 millones se emplean en políticas del resto de ámbitos: Desarrollo económico y buen gobierno, Políticas Sociales, Políticas culturales, Euskera, Educación, Juventud y Deporte, Seguridad Ciudadana, políticas de movilidad, medio ambiente, vivienda y desarrollo saludable, Políticas de Sostenibilidad y desarrollo urbano.

v1/posts/161202-presupuestosparticipatexam_02.jpg

Los representantes de participación de A Coruña están satisfechos con su último proceso, que consideran un proyecto piloto sobre el que seguir construyendo. De hecho, para el año que viene solicitan más importe y más difusión. Votaron 1.964 personas y 4.1143 visitaron la plataforma durante el proceso. De las 98 propuestas técnicamente viables, 21 fueron las más votadas. A esas 21 se destinó un millón de euros del presupuesto. Para atajar el reto de la brecha digital trabajaron con las bibliotecas públicas, utilizándolas como espacio de mediación con la ciudadanía.

Municipios de población más reducida

Los municipios más pequeños cuentan con la ventaja del boca a boca y la concreción de las propuestas: En Irún, la propuesta más votada del presupuesto de este año ha sido la de incrementar los trazados de carril bici. En total todas las propuestas recibieron 2.917 votos. Para llevar a buen término las más votadas se han destinado cinco millones de euros del presupuesto.

Los responsables del área de participación del ayuntamiento de Irún nos han contado el proceso y su experiencia de años pasados. Antes pedían el NIF y la fecha de nacimiento; ahora la identificación de los votantes se realiza por medio de la firma electrónica avanzada incluida en una tarjeta municipal ciudadana. El asociacionismo consigue movilizar a muchos vecinos (puerta a puerta si es necesario), aunque esto es un arma de doble filo: se puede conseguir mucha participación pero “artificial” porque ciertos grupos tienen mucha representación. Y luego está el problema de los jóvenes, a los que es difícil atraer. Eso sí, entre los participantes de este último año hay ciudadanos que han realizado propuestas especialmente trabajadas e interesantes, y que se están manifestando en todos los medios a su alcance para publicitar el proceso.

En la localidad Murciana de Molina de Segura se han reservado 500.000€ del presupuesto a las propuestas de sus vecinos. La más votada ha sido mejorar el servicio de abastecimiento y distribución de aguas, los recursos hidráulicos y el saneamiento. 2.815 personas han depositado sus votos en las urnas dispuestas en centros sociales de barrio. En este caso, la participación ha sido exclusivamente presencial.

Por último, el caso de Guadalajara es común a muchos otros municipios españoles. La participación ha sido escasa: 143 vecinos. El consistorio propuso a los participantes una consulta basada en cuatro puntos: mejorar un rincón de la ciudad, priorizar una obra, seleccionar un área de gasto concreta para mejorar su partida presupuestaria, y acometer el asfaltado de las calles. En cada punto se ofrecía una lista de opciones disponibles.

¿Qué conclusiones podemos sacar?

  • El mayor reto al que se enfrentan los ayuntamientos es el informativo. Si los ciudadanos están informados y conocen cómo funciona un presupuesto municipal será mucho más fácil que se involucren en su gestión.

  • Informar sobre el propio proceso puede ser complejo. Muchos de ellos tienen varias fases (propuestas, debates, votaciones…), sistemas propios de deliberación y la necesidad de presentar de forma clara y ordenada todas las propuestas. Por eso es importante poner el foco en la experiencia de usuario a la hora de diseñar la estrategia informativa online y offline.

  • Muchos de estos procesos tienen un grado de implicación elevado y requieren una cultura fuerte de participación. Si existen iniciativas previas más leves y rápidas, es posible crear una cultura de participación progresiva.

  • La movilización social es uno de los grandes retos. Conseguir que los colectivos con menos presencia (jóvenes, inmigrantes) se sientan integrados y escuchados.

  • Las propuestas ciudadanas van desde las muy detalladas y concretas a las generalistas y trasversales. De nuevo, es importante la información y diseño previo para ayudar a filtrar correctamente todas y ahorrar tiempo a los técnicos del ayuntamiento que estudian su viabilidad, caso por caso.

  • Cuanto más cercana y concreta es la propuesta, mayor participación. Los asuntos de barrio generan más interés que las políticas de amplio calado.

  • Aunque todavía no se haya conseguido una participación masiva, sí está creciendo el número de procesos y de ciudadanos involucrados.

Queda mucho por hacer, pero si echamos la vista atrás podemos ver que todos estos procesos han revitalizado el debate ciudadano. Los municipios han conseguido acercar a sus vecinos todavía más a su labor de gobierno.

¿Cómo podemos ayudar a dinamizar y reforzar este acercamiento? En Gobierto creemos que en esta primera fase de participación lo más importante es informar y conseguir un acercamiento progresivo, con poca fricción. Por eso desarrollamos herramientas de participación sencilla, inmediata y con un componente interactivo, como las consultas sobre presupuestos. Si trabajas en una administración pública y estás pensando en poner en marcha iniciativas de participación y consulta, nos encantará hablar contigo para compartir nuestras ideas y recibir feedback sobre tus necesidades. Escríbenos.

Más sobre: participacion ·
Gobierto en tu buzón
Recursos sobre gobierno abierto y noticias sobre Gobierto y nuestros proyectos.